Isla Terceira (Azores) – Estuvimos

[Del 24 al 31 de Octubre de 2018]

Textos: Maribel Loscos
Edición y composición: Antonio Angulo

foto1

La Isla Terceira, segunda isla en extensión de las que componen el archipiélago de las Azores,  es de origen volcánico, con numerosos volcanes, calderas, fumarolas y grutas que se convierten en atractivo turístico y en impresionantes rutas de senderismo. Pues allá que nos fuimos nada más y nada menos que cincuenta y ocho componentes de nuestra ASOCIACIÓN ARREDOL.

24 de octubre: ISLA DE TERCEIRA

Una línea recta aérea de 2.400 kms., nos llevó hasta Terceira, llamada así porque fue la tercera isla descubierta de las que componen Las Azores, en 1432. La primera descubierta fue Santa María, en 1427. Llegamos a la capital, Angra do Heroísmo, a media tarde. Angra significa “bahía”, y así es, como una bahía que se abre al Atlántico. Al principio no vivía allí nadie, pero después de 80 años se convirtió en la primera ciudad europea fuera del continente de Europa.

En el siglo XVI su rey Sebastián muere sin hijos, y entonces Felipe II, rey de España, se hace cargo de este reino, y durante 70 años Terceira perteneció a la Corona Española. Felipe II construyó una gran fortaleza que rodea el Monte do Brasil para proteger la isla de piratas y de ejércitos extranjeros.

El descubridor de la isla fue Vasco de Gama, cuando quería ir las Indias. Su hermano, Pablo de Gama, que iba en la expedición, se tuvo que quedar en la isla, pues había enfermado de escorbuto (enfermedad muy común entre los marineros, causada por la carencia de vitamina C), y aquí murió. Su tumba se encuentra en el Museo de San Francisco.

25 de octubre: VISITA A LA CAPITAL: ANGRA DO HEROÍSMO

Angra,  fue declarada Patrimonio Mundial por la Unesco, y en nuestra visita de esta mañana, dirigida por nuestro guía Nuno, hemos podido comprobar que es un título “más que merecido”.  Comenzamos nuestro recorrido en la parte más alta, junto al monumento en memoria de los héroes de la Victoria, Alto de Memoria, y de Pedro IV de Portugal, uno de los últimos reyes, que se autonombró “Emperador de Brasil”.

               Alto de Memoria                                     Jardín Duque de Terceira

Fuimos bajando, contemplando la ciudad tan homogénea y bonita, y nos encontramos con una especie de piscina perteneciente al antiguo monasterio de San Francisco. En la piscina, en su cabecera, una extraña figura de reminiscencias étnicas, que representa las tierras del Sur y Centro de América, y las de África, uniendo los dos continentes. Los jardines van aumentando conforme bajamos y nos encontramos con especies exóticas preciosas, algunas de tierras muy lejanas, como Nueva Zelanda. En la parte más baja un maravilloso jardín inglés, que además está situado en la parte trasera de nuestro hotel. De esta manera,  nuestros desayunos han sido muy placenteros para la vista, además de para el paladar, al poder contemplar lo que teníamos al lado, tras los cristales.

Hubo enfrentamientos, como en todas las partes, y Pedro IV, que era liberal, se enfrentó con Miguel Almeida. En estas batallas hubo bastantes héroes, y ésta fue la razón que llevó a María II, hija de Pedro IV, a llamar a la ciudad de Angra, “Angra do Heroísmo”.

Hubo colegio de jesuitas, al lado del de los franciscanos. Hoy la iglesia no se visita, pero sí el colegio, convertido en Residencia de los Capitanes Generales y del Presidente. Hay un único Presidente para las nueve islas, que reside normalmente en la de San Miguel.

 El último rey de Portugal, Carlos II, y su esposa Doña Amelia, visitaron esta isla en los últimos años del siglo XIX. Allí obsequiaron a la real dama con los mejores dulces que se hacían en la ciudad. Uno de ellos le gustó tanto que decidieron llamarlo “Pastel de doña Amelia”. Desde entonces son los pasteles típicos de la isla.

Seguimos para visitar el Ayuntamiento, edificio del siglo XVI, aunque con varias reformas, por causa de los terremotos. Subimos a la planta noble, y allí contemplamos los retratos de personajes ilustres de la ciudad.

La iglesia del puerto, la cual saluda a los que llegan por mar, es la de la Misericordia. Su fachada preciosa, pintada en blanco y azul, como muchas de otras casitas, la mayoría de ellas de dos plantas. El puerto fue muy importante, al estar en medio del Atlántico; los barcos paraban para repostar y dejar especias, telas, etc., de la India.

La Catedral es de 1570, de líneas rectas y estilo portugués, pintada en amarillo y blanco, muy vistosa también. En 1991 Juan Pablo II estuvo allí.  Dentro de la catedral admiramos su sobriedad y destacamos el altar de plata que regaló un indiano español.

Después de una curiosa visita al típico mercado Duque de Bragança, comimos con agrado en el Restaurante As Nossas Ilhas, situado en el mismo mercado.

26 de octubre: PRAIA DA VICTORIA

Hoy es día libre. La casi totalidad del grupo nos hemos trasladado en el bus urbano a la segunda ciudad en importancia de Terceira, Praia da Victoria. Hemos descubierto otra ciudad hermosa y turística. La playa es de arena oscura, pero muy grande, rodeada de montañitas con monumentos que se divisan a lo lejos, y a las que se atrevió a subir buena parte de nuestro grupo. En la playa y junto al puerto varios restaurantes, en los que pudimos comer satisfactoriamente por módicas cantidades de entre 7 y 9 euros.

Por la tarde nos fuimos volviendo por grupos a Angra, para seguir disfrutando hasta la hora de la cena de sus agradables calles con sus típicas casas de colores y con artísticos enrejados en los balcones, a la vez que de una agradable temperatura.

27 de octubre: MONTE DO BRASIL Y FORTALEZAS

Después de desayunar nos recogieron en el hotel e iniciamos  la excursión en autobús hacia Monte do Brasil, volcán extinto, rodeado de 4 kilómetros de murallas que forman la fortaleza de San Juan Bautista, mandada construir por el rey español Felipe II en 1592. Se necesita permiso para entrar, motivo por el cual tuvimos que esperar un rato, hasta que salieron los soldados que nos acompañaron en el recorrido. Toda la visita fue muy interesante, pero nos sobrecogió sobremanera la “cueva cárcel”, donde pasaban hacinadas hasta veinte personas. Hay un cartel que preside el patio de armas, frente a la iglesia, en el que se lee: “Tanto es vivir de pie, que morir de rodillas”. Y otra leyenda muy significativa: “Antes morir libres, que vivir sujetos”. Es la fortaleza más grande construida por España fuera de la península.

Continuaremos la visita en dirección de Pico das Cruzinhas, dentro del  Monte do Brasil,  desde donde se divisan casi las tres cuartas partes de la isla, con una bella panorámica del centro histórico de Angra do Heroismo. Acto seguido, nos dirigimos al otro extremo de la bahía para visitar el fuerte de San Sebastián, más pequeño, pero también muy bello, que nos recordó  un poco nuestra Ciudadela de Jaca. Una parte del terreno del fuerte se ha convertido en una “pousada”, o parador, en donde la noche del domingo pasaríamos una agradable velada, disfrutando de una estupenda cena, y de un hermoso concierto de fados.

La excursión terminó con una reconfortante comida en el Restaurante “QB”, de Angra.

28 de octubre de 2018: DÍA LIBRE

Este día tuvimos tiempo libre, lo que nos vino muy bien para hacer cada cual lo que más le apeteciera, ya que quedaban muchas cosas por ver en Angra, como museos, iglesias, paseos, disfrutar del spa del hotel, etc., etc.

29 de octubre : SERRA DA RIBERINHA. SAO SEBASTIAO. SERRA DO CUME

Este día fue muy intenso. A primeras horas de la mañana iniciamos  la excursión hacia el Mirador do Ribeirinha, desde donde volvimos a disfrutar de una magnífica vista panorámica sobre la ciudad de Angra do Heroismo. Continuamos por las parroquias de Feteira y Porto Judeu, cuyo nombre se debe, según nos contó Nuno, a un navegante judío que llegó por allí.  A continuación pasamos por el mirador de Serra do Cume, desde donde contemplamos la panorámica más extensa y famosa de toda la isla. Resulta sensacional contemplar desde lo alto los campos verdes y sus divisiones con paredes de piedras volcánicas. Parece un enorme trabajo de “pachwork”. Centenares de “retales” verdes se extienden delante de nuestra vista, que alcanza desde arriba media isla. Las vacas desde lo alto parecen de juguete, felices de tener tanta hierba para su alimento. Nuno nos explicó los sistemas agrarios de esta gente, cuyo principal sustento hasta ahora ha sido la ganadería. Un método de procurarse alimento para los animales es el de triturar el maíz y cubrirlo con plásticos negros, con lo que se consigue una fermentación, que permite guardarlo para cuando escasea el alimento fresco.

En cierto momento trajo Nuno a colación la historia de la reina Isabel de Portugal, y aquí una no se puede aguantar y apostilla nuestro conocimiento del personaje. Y es que la tal Isabel fue Infanta de Aragón, hija de Pedro III, y a ella se le atribuye el milagro de la conversión de los panes en rosas. Además le contamos a Nuno que es la patrona de la Diputación Provincial de Zaragoza, donde tenemos también una espléndida iglesia a ella dedicada.

A raíz de esta historia se creó en Terceira una Fundación, promovida por la reina Isabel, para favorecer y ayudar a la gente necesitada. Tan es así que hoy en día en todos los pueblos existe una especie de capilla, preciosa en todos los sitios, por cierto, denominada Imperio del Espíritu Santo, donde se reúnen una vez al año, con una gran fiesta, y donde el mayordomo recoge víveres y ayudas para los necesitados.

Llegamos a Sao Sebastiao, donde pudimos ver una iglesia del gótico tardío y un ejemplar de un Imperio del Espíritu Santo. Allí pusimos fin a nuestra gira del día, con una excelente comida en el Restaurante A Ilha, donde degustamos la famosa Alcatra, plato típico de la isla que consiste en carne de ternera guisada en olla de barro durante toda la mañana. Muy cerca del restaurante pudimos hacernos unas bonitas fotos delante del precioso “Imperio”, a que hemos aludido antes.

Nos contó el guía en el viaje de vuelta que en 1781 tuvo lugar la batalla llamada de la “Fuerza hispánica”, o “Ibérica”. En ella ocurrió que, cuando parecía perdida ante el ejército español, una valiente mujer llamada “Brianda Pereira”, soltó la manada de toros que poseía y los azuzó contra los soldados, venciendo así a los invasores. Éste parece ser el motivo por el que dos toros figuran en el escudo de la ciudad. Sobre este tema pudimos ver un precioso mural de cerámica sobre un punto de la playa donde se ve a la ganadera con un palo en la mano echando los toros a los soldados.

30 de octubre : COSTA OESTE

Este día que lo teníamos libre de programación, decidimos un buen número de nosotros hacer la excursión que nos ofrecieron por la costa Oeste de la isla. Llegamos enseguida al pueblecito de Santo Mateo, que con 4.000 habitantes es el principal puerto pesquero de Terceira. Allí visitamos el muy interesante Museo ballenero que tienen en el mismo puerto, donde  pudimos contemplar los barcos que se utilizaban para cazar con arpones los cachalotes y las ballenas. En 1974 fue prohibida esta caza, y en alguna otra isla en 1983. Así fue protegida la especie hasta nuestros días.

 

Continuamos recorriendo la costa oeste de la isla con recorrido variado, ameno y didáctico, que, a juzgar por muchos, aún superó en belleza al de los miradores del día anterior, que nos había parecido insuperable. Difícilmente podremos olvidar los túneles que formaba la tupida vegetación por muchos tramos de la carretera por donde pasamos.

Así llegamos hasta la parte norte de Terceira, en Biscoitos, donde nos quedamos boquiabiertos con sus playas naturales, en medio de un paisaje extraño pero maravilloso, creado por la fuerza volcánica. Montañitas irregulares de lava petrificada conformaban unas lagunas alimentadas continuamente por el oleaje. Es difícil de describir, pero sí hay que decir que es otra maravilla de la naturaleza.

Un poco antes nos dejó un tanto pasmados la forma de cultivar las vides, en pequeños espacios de unos treinta metros cuadrados, rodeados completamente de muros de piedra volcánica, que protegen a las plantas del viento durante el día, y de la humedad por la noche. Son las denominadas “corraletas”.

 

 

31 de octubre de 2018: SE ACABÓ

Hoy después de desayunar, nos toca regresar al aeropuerto para tomar el avión que nos trasladará a Madrid, y desde allí dirigirnos a nuestra casa. Podríamos escribir más muchas más cosas sobre este maravilloso viaje, pero se alargaría demasiado. Así que damos por terminado este relato, dejando constancia además del agradecimiento a todo el grupo, por su buen estar y el buen ambiente creado entre todos. Y muy en especial, un recuerdo cariñoso para Asun y Félix, que superaron con gran entereza y comprensión el accidente fortuito de Asun. Ella, sobre todo, un ejemplo de entereza, como hemos indicado, y de optimismo, dándonos a todos ánimos ante su situación y participando de casi todo el programa, y agradeciendo además continuamente la ayuda a sus “ángeles custodios”: Cándido, Manoli, Conchita y José María, y su esposo, Félix, quien generosamente y con gran esfuerzo aprendió a manejar una silla de ruedas.

foto16

Y creemos que no seríamos justos, si, además de mencionar el buen  trato que recibimos en el hotel Angra Garden, no destacáramos la importancia que tuvieron en que nuestra estancia allí fuera realmente agradable, la profesionalidad y amabilidad  con nosotros en todo momento, de Nuno, el guía, y Raúl, el conductor del autobús. Muchas gracias a los dos.

Raúl, el conductor                         Nuno, el guía

La vuelta se desarrolló con toda la normalidad. Así que…

¡HASTA LA PRÓXIMA AVENTURA!

foto19

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s